Quiénes somos - Usisa

Unión Salazonera Isleña, S.A. (USISA) es una empresa industrial andaluza dedicada a la elaboración de conservas de pescado y salazones. Se encuentra ubicada en el municipio de Isla Cristina, provincia de Huelva (España).

USISA procesa anualmente 12.000 toneladas (Tm) de pescado capturado en el litoral onubense por la flota artesanal de la zona. Si bien, se mantiene contacto con todas las demás lonjas de pescado, cubriendo así los excedentes. Este hecho, junto al cuidado proceso de manipulación de materias primas que se lleva a cabo, consigue que USISA pueda ofrecer en sus productos la máxima garantía de frescura, sabor y valores nutricionales íntegros. Y es que esta compañía se preocupa por el pleno control de la trazabilidad y por la elaboración completamente natural de sus conservas con una total ausencia de productos químicos.

En USISA la producción continúa siendo artesanal, siendo fieles a una tradición centenaria. El trabajo es desempeñado, casi en su totalidad, por mujeres. Día a día pelan el pescado y extraen con mimo los filetes de forma manual para, posteriormente, ir introduciéndolos en las latas. Por este motivo, las trabajadoras se convierten en las principales protagonistas de nuestra actividad, siendo el verdadero capital humano de la compañía.Mención aparte merecen las materias primas de calidad que son empleadas. Su valor más destacable es que se trata de un producto de campaña. El pescado nos aporta así sus mayores valores nutricionales y tan sólo se le añade aceite de oliva (o girasol) y sal marina. En ningún momento del proceso de elaboración tienen cabida los conservantes ni los aditivos.

Tras 40 años en el mercado con las marcas conserveras USISA, TEJERO y El Decano, seguimos dando a nuestros consumidores un producto de calidad, que les hace fieles a nuestras marcas.

Por todo ello USISA se ha hecho merecedora de los más importantes distintivos de calidad. Hoy en día nuestros productos están amparados bajo el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas Caballa y Melva de Andalucía. Esto significa que están sometidos a las directrices de un estricto Reglamento europeo y a rigurosos controles que regulan no sólo la materia prima empleada y autorizada, sino también todo el proceso de elaboración así como el producto terminado. Tal y como se ha mencionado anteriormente, en la fabricación de nuestros productos no se usa ningún tipo de producto químico, se trata de un alimento de temporada y tanto su pelado como su posterior estiba en los envases se realiza de forma completamente manual. De esta manera se consigue mantener intactas todas sus cualidades organolépticas.

Este procedimiento garantiza al consumidor que se encuentra ante un producto con las máximas condiciones de calidad. De ahí que hayamos sido merecedores de usar también la marca Calidad Certificada; otorgada por la Junta de Andalucía.

Asimismo, el departamento de Calidad e I+D de USISA controla todas y cada una de las fases del proceso productivo, instaurando rigurosos métodos de análisis tanto de materias primas como en los productos semielaborados y finales. Toda esta labor se ve plasmada en la obtención de la certificación de la normativa europea de calidad IFS, la cual sirve de cauce en el desarrollo de nuevos productos y en la mejora continua del proceso productivo.

El crecimiento de USISA, reflejado en sus nuevas instalaciones y en la incorporación a nuevos proyectos, ha supuesto un notable desarrollo de su potencial en diversas áreas. Tal es el caso de la incorporación de bienes de equipo orientados a una producción más eficiente. Se invierte siempre en tecnología y diseño, dando lugar a puestos de trabajo individualizados. Asimismo, se cuenta con tecnología punta en las fases de lavado, esterilizado, cierre y estuchado. Por otro lado, destacar la presentación de nuevas referencias en el mercado con nuevos envases, que satisfacen la demanda de clientes y consumidores. En cuanto al control y la gestión de los almacenes, se hace mediante programas informáticos, garantizando así la correcta trazabilidad y la apertura hacia nuevos mercados. Para terminar, hay que poner de manifiesto el cambio de calderas de fuel oil a biodiesel. Con él se ha contribuido a un desarrollo sostenible y que demuestra, además, el absoluto compromiso con el medio ambiente de esta compañía, habiéndose hecho merecedora en el año 2015 del certificado Qsostenible.