Sardinas saladas y prensadas en filetes - Usisa

Radiografía de producto

Unión Salazonera Isleña (USISA) es una empresa dedicada a la elaboración de salazones de sardinas, entre otras actividades. Contamos con unas amplias y modernas instalaciones situadas en Isla Cristina, Huelva, en un entorno privilegiado e idóneo para desarrollar nuestra actividad.
Fue precisamente a raíz de la elaboración de salazones de sardinas saladas como surgió esta gran empresa. Posteriormente fue diversificando su producción hasta lo que es actualmente.

Una actividad llevada a cabo por nuestro principal activo: un equipo humano formado por gente del pueblo, en el que tradición, familiaridad y conocimiento del producto, unido a una materia prima de primera calidad, nuestras sardinas de la costa, que son desembarcadas en el puerto de Isla Cristina y transportadas directamente a nuestra fábrica, con unas características y calidades inmejorables.

Calidad e I+D+i

Garantizar la eficiencia y calidad de nuestra producción es un objetivo prioritario. Invertimos en los medios y tecnología necesarios para cumplir con las exigencias del mercado en términos de trazabilidad y procesos productivos.

Desde la captura y cuidada selección de la materia prima procedente de las aguas del Atlántico, en USISA controlamos las distintas fases, sin presencia alguna de agentes químicos y estandarizando todas las actividades para asegurar un nivel de calidad máximo y estable en todos nuestros productos de salazón.

Por ello, contamos con un departamento de Calidad e I+D+i, formado por un grupo de profesionales especializados y dedicados al análisis tanto de materias primas como de productos semielaborados y finales. Una labor que se encuentra respaldada por la certificación de la normativa europea IFS y la marca Calidad Certificada que otorga la Junta de Andalucía.

Proceso productivo

Bajo los parámetros reflejados en nuestro Sistema de Calidad, en USISA garantizamos la implantación y seguimiento de unos procesos productivos que permitan un impecable tratamiento y elaboración de nuestras salazones de pescado.
Se trata de un proceso de trabajo artesana, que confiere a nuestros productos un valor añadido desde su origen hasta la llegada al punto de venta y posterior degustación por parte del consumidor final, que sigue apreciando las características naturales intrínsecas al producto.

A día de hoy en USISA contamos con un área de producción dedicada expresamente a este producto, nuestras Sardinas Prensadas. Vamos a contar brevemente cómo las hacemos:

Se trata siempre de la especie “Sardina Pilchardus”, y el proceso de fabricación comienza con la fase de salazón húmeda, que tiene lugar en pilas, en las cuales se introducen las sardinas atemperadas, sal y salmuera, tal como ya hacían los romanos hace siglos.
Las sardinas van a estar “enterradas” en estas pilas de sal entre 15 y 45 días, antes de pasar a la siguiente fase de producción en la zona de fondadura, o zona de trabajo, donde las expertas mujeres del pueblo van clasificándolas por tamaños, buscando su uniformidad, e introduciéndolas en tabales de madera de diferentes tamaños.

En los tabales de forma circular la disposición de las sardinas enteras es radial, con las colas hacia el centro y las cabezas hacia el perímetro del tabal. Se superponen 3 ó 4 capas de sardinas, hasta completar la cantidad requerida por el formato.

El tiempo en la fase de prensado oscila entre 3-6 horas, manipulando manualmente la prensa para aumentar la presión hasta el momento en que se ha eliminado todo el aceite y agua de las sardinas.

Por último, cuando se trata de filetes de sardinas envasadas en bandejas, existe una fase de limpieza de las sardinas de forma artesanal por manos experimentadas, que con esmero retiran espinas, pieles y cabezas, dejando sólo los lomos, que se van a disponer sobre estos envases plásticos, adicionándoles finalmente el aceite de oliva. Este formato se presenta al vacío, de forma que, una vez se han sellado las bandejas, se introducen en estuches de cartón serigrafiados para la presentación final al consumidor.

El producto se conserva hasta el momento de su expedición en una cámara de conservación frigorífica, a una temperatura controlada entre 0-5ºC, y tras la expedición, el transporte tiene que ser refrigerado hasta la puerta de nuestros clientes, de manera que se conserve la calidad y cualidades organolépticas de este esquisito producto.

Recetas relacionadas