Facebook YouTube Twitter Instagram
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay valoraciones)
Cargando…

¡Las sardinas enteras prensadas o en filetes se comen todo el año!

Sardinas enteras prensadas
`Las sardinas es mejor comerlas los meses sin erre´. En Unión Salazonera Isleña (USISA) no podemos estar más en desacuerdo con esta creencia popular. Es más, no es que seamos totalmente contrarios a ella, sino que nuestra producción de sardinas enteras y de filetes de sardinas demuestra que no es así. En USISA ponemos al alcance del consumidor tanto sardinas enteras prensadas como filetes de sardinas a lo largo de todo el año, sin que sus cualidades organolépticas se vean resentidas.

El primer paso para ofrecer un producto de calidad es que el pescado disponga de un tamaño uniforme y adecuado. Se busca que sea un auténtico manjar para los sentidos, de manera que genere una sensación en boca de plenitud, gracias a su suave textura y esmerada manipulación por parte de nuestro equipo humano. Formado fundamentalmente por mujeres.

Elaboración de sardinas enteras prensadas y filetes de sardinas

En USISA garantizamos la implantación y el seguimiento de los parámetros establecidos en nuestro Sistema de Calidad. Esto permite un proceso productivo de nuestras sardinas enteras prensadas y filetes de sardinas caracterizado por un impecable tratamiento.

Se trata de una elaboración artesanal, que otorga a nuestros productos un valor añadido, desde su origen hasta la llegada al punto de venta y posterior degustación por parte del consumidor final.

Actualmente, contamos con un área de producción que se dedica en exclusiva a nuestras sardinas enteras prensadas y a los filetes de sardinas. Pero, ¿cómo lo hacemos exactamente?

Un factor clave es que siempre trabajamos con la especie “Sardina Pilchardus”. Si bien, el proceso de fabricación comienza con la fase de salazón húmeda. Para ello se utilizan pilas donde se meten las sardinas atemperadas, acompañadas de sal y salmuera. Tal y como hacían los romanos hace siglos.

Antes de pasar a la siguiente fase de producción en la zona de fondadura, las sardinas estarán “enterradas” en las pilas de sal entre 15 y 45 días. Una vez pasado este tiempo, las manos expertas de nuestras trabajadoras clasificarán las sardinas por tamaños (buscando su uniformidad) e introduciéndolas en tabales de madera de diferente capacidad.

En los tabales las sardinas se disponen de forma circular, es decir, con las colas hacia el centro y las cabezas hacia el exterior. Se superponen 3 ó 4 capas de sardinas hasta completar la cantidad requerida por el formato.

El tiempo en la fase de prensado oscila entre las tres y las seis horas, manipulando manualmente la prensa para aumentar la presión hasta el momento en que se ha eliminado todo el aceite y el agua de las sardinas.

Por su parte, cuando se trata de filetes de sardinas envasadas en bandejas, existe una fase de limpieza de las sardinas que se hace de manera totalmente manual. Nuestras trabajadoras retiran con esmero espinas, pieles y cabezas, dejando sólo los lomos, que se van a disponer sobre estos envases plásticos. El proceso termina adicionándoles finalmente el aceite de oliva. Este formato se presenta al vacío, de forma que, una vez se han sellado las bandejas, se introducen en estuches de cartón serigrafiados para la presentación final al consumidor.

El producto se conserva hasta el momento de su expedición en una cámara de conservación frigorífica, a una temperatura controlada entre 0-5ºC. Tras la expedición, el transporte tiene que ser refrigerado para conservar la calidad y las cualidades organolépticas de tan exquisito producto.

Calidad e I+D+i

Garantizar la eficiencia y calidad de nuestra producción es un objetivo prioritario. Invertimos en los medios y tecnología necesarios para cumplir con las exigencias del mercado en términos de trazabilidad y procesos productivos.

Desde la captura y cuidada selección de la materia prima procedente de las aguas del Atlántico, en USISA controlamos las distintas fases, sin presencia alguna de agentes químicos y estandarizando todas las actividades para asegurar un nivel de calidad máximo y estable en todos nuestros productos de salazón.

Por ello, contamos con un departamento de Calidad e I+D+i formado por un grupo de profesionales especializados y dedicados al análisis tanto de materias primas como de productos semielaborados y finales. Una labor que se encuentra respaldada por la certificación de la normativa europea IFS y la marca Calidad Certificada que otorga la Junta de Andalucía.

Si quieres conocer más acerca de nuestras conservas y salazones, no olvides pasarte por nuestra sección de Productos. Pero si lo que te gusta más es saborearlos, entonces la parada obligatoria es en nuestras Recetas. ¡Te chuparás los dedos!