Facebook YouTube Twitter Instagram
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay valoraciones)
Cargando…

Alimentación y embarazo. ¿Se pueden comer conservas de pescado?


Son muchas las informaciones que existen alrededor de la alimentación durante el embarazo, y los alimentos prohibidos durante los meses de gestación. Tantas, que en muchos casos despiertan dudas a las embarazadas y las impulsan a no consumir productos que en principio no entrañan riesgo alguno ni para ellas ni para el bebé que esperan.

¿Quieres acabar con los falsos mitos alrededor de la alimentación durante el embarazo? Te ayudamos a hacerlo de una vez por todas.

Cuidar la alimentación durante el embarazo es esencial para evitar contraer alguna enfermedad que pueda perjudicar el desarrollo del feto, como la Toxoplasmosis y la Listeriosis por ejemplo. Además, consumir un exceso de mercurio durante el embarazo también entraña riesgos, por lo que existen recomendaciones para evitarlo.

  • Hay que evitar el consumo de pescados grandes por su alto contenido en mercurio. Los pescados grandes son el atún rojo, el pez espada, el tiburón o el lucio. Por tanto, estos pescados deberían evitarse durante el embarazo. ¿Entonces el atún en lata tampoco ha de consumirse? Esta es una duda muy frecuente entre las embarazadas. El atún que se utiliza para hacerlo en conserva es el atún blanco, por lo que se puede consumir perfectamente durante el embarazo. Su alto contenido en Omega 3 y Yodo además, lo convierte en un alimento muy recomendable. Entonces ¿por qué las embarazadas suelen evitarlo? Porque al haber otros pescados azules de menor tamaño que no entrañan riesgo alguno, se recomienda desplazar el consumo hacia ellos durante los meses de embarazo, para evitar cualquier tipo de riesgo (pero pueden consumirse 2 latas a la semana sin ningún tipo de problema). ¿Qué pescados son éstos?
    • Sardinas
    • Anchoas
    • Boquerones
    • Jureles
    • Mejillones en escabeche (sí, has leído bien. Los mejillones en escabeche se cuecen para poder conservarlos, por lo que no entrañan riesgo alguno).
  • Para evitar la toxoplasmosis y anisakis, se recomienda evitar:
    • El consumo de carne o pescado crudo o mal cocinada, así como acercarse la mano a la boca cuando se ha estado manipulando carne o pescado crudo antes de cocinarlo. Lavarse bien las manos siempre.
    • Los embutidos, salvo que éstos se congelen al menos 3 días antes de su consumo. Esto se debe a que normalmente los congeladores llegan a los -18º, y el toxoplasma se elimina a -20º.
    • Evitar directamente el consumo de mojama, huevas (caviar, huevas de bacalao), anchoas y boquerones en vinagre.
  • Para evitar la listeriosis:
    • Evitar el consumo de quesos blandos como el Feta, Brie o Camembert, a menos que éstos estén preparados a partir de leche pasteurizada y así se indique en su etiqueta. Sí pueden consumirse a altas temperaturas (como por ejemplo en una pizza).
    • No consumir patés, carnes o preparados refrigerados listos para consumir
    • Evitar comer pescados ahumados refrigerados
    • No consumir leche sin pasteurizar CRUDA y alimentos elaborados a partir de ella

Las conservas de pescado son productos muy socorridos y muy consumidos tanto en los hogares como en locales de restauración, por lo que saber que realmente muchos de ellos pueden consumirse sin problemas, es una gran noticia para las mujeres en estado de gestación. ¿Te animas a probar nuestra amplia de variedad de pescados azules aptos para su consumo? Prueba nuestra caballa, melva, atún, bonito, sardinas, boquerones, mejillones y jureles: https://tienda.usisa.com/es/.