Facebook YouTube Twitter Instagram
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay valoraciones)
Cargando…

¿Qué es la ventresca en conserva y cómo usarla en la cocina?

qué es la ventresca en conserva

Conservas de ventresca de atún. Seguro que has escuchado alguna vez hablar de este delicioso manjar o incluso has tenido la oportunidad de saborearlo en todo su esplendor. Pero, ¿sabes de qué parte del pescado se extrae y cómo se elabora en conserva?

Desde Unión Salazonera Isleña (USISA), gracias a la experiencia que nos da dedicarnos a la elaboración de conservas y salazones, te contamos qué es la ventresca en conserva y cómo usar este producto en la cocina. ¡Te sorprenderá!

Nacida para conquistar tu paladar

El atún es el pescado estrella en España. Prueba de ello es la alta presencia que tiene en recetas de todas las comunidades autónomas. Debido a su tamaño, ofrece amplias zonas para ser cocinadas y consumidas. En este sentido, entre las partes más valoradas se encuentra la ventresca. Tanto es así, que es muy popular en hogares y restaurantes. Su presencia en cartas con propuestas gourmet es cada vez más habitual.

¿Qué es la ventresca en conserva?

Antes de convertirse en conserva, el atún pasa por un proceso de despiece conocido como ronqueo. Esta denominación se debe al sonido que produce el cuchillo al rozar con el espinazo del pescado. De esta manera se obtienen cuarto cortes: solomillo, lomo, cola y ventresca.

Entonces, ¿qué es la ventresca en conserva? Es una pieza con forma triangular que recubre el vientre. Por eso recibe el nombre de ventresca, ventrecha o barriga, según la zona geográfica del país. Los expertos llaman esta parte del pescado “el chaleco del bonito”, porque se extiende desde la sotabarba hasta la parte ventral.

Las propiedades de la ventresca en conserva

En cuanto a sus propiedades nutritivas, las conservas de ventresca de atún destacan por su alto contenido en proteínas, vitaminas del grupo A, B y D, ácidos grasos y microelementos, como el fósforo.

No obstante, su mayor tesoro es el Omega-3, un tipo de grasa instaurada, imposible de producir por nuestro organismo, pero absolutamente necesaria para la salud. Protege de enfermedades cardiovasculares y favorece el control de los niveles de colesterol. Aunque las conservas de pescado azul suelen ser muy ricas en este elemento, el contenido de Omega-3 en la ventresca puede llegar a ser siete veces superior en comparación con otras partes del atún.

¿Cómo consumir la ventresca en conserva?

Gracias a sus propiedades organolépticas únicas, la ventresca en lata es un ingrediente muy solicitado por cocineros y chefs de todo el mundo.

Esta parte del atún tiene un sabor mucho más intenso, fino y delicado. Además, posee una textura más suave y jugosa, debido a su proporción de grasa. Todas estas peculiaridades hacen que la ventresca participe en el plato como autentico protagonista, estando a la altura de un jamón ibérico o un foie francés.

Por otro lado, se trata también de un alimento muy versátil. La ventresca nos ofrece muchas posibilidades para elaborar exquisitas ensaladas, aperitivos y entrantes. El mejor acompañante de la ventresca es, sin duda, un buen tomate de temporada, aunque unos pimientos rojos bien asados también son una buena opción para disfrutar de este lujo.

Si buscas un vino para tu velada con las conservas de ventresca de atún, es aconsejable optar por los blancos. Estos siempre quedan bien con el pescado. En el caso de la ventresca, el intenso sabor de esta pieza requiere de caldos secos, como un buen txakoli o un albariño. También resulta bienvenida una opción con más complejidad como un blanco de crianza.

Por otro lado, la textura de la ventresca tiene una consistencia muy similar a la de la carne, lo que nos permite degustar esta conserva con vinos tintos también. Si prefieres optar por esta opción, ¡excelente! Pero, no olvides que es aconsejable elegir entre tintos jóvenes, para que el morapio no robe el protagonismo al maridar.

USISA, las conservas de ventresca con un sabor único

Las conservas de USISA son productos naturales, que conquistan por su inmejorable sabor y textura. Elaboramos nuestra ventresca de atún de forma artesanal, pelando y estibando el producto a mano. De ahí que destaque por su alta calidad y seguridad alimentaria.

Asimismo, durante su proceso de producción solo empleamos agua, sal y los mejores aceites de oliva de Andalucía. Sin conservantes ni aditivos.

Ahora que ya sabes qué es la ventresca en conserva, seguro que tienes muchas ganas de probar este producto tan peculiar. Pues… ¿a qué esperas? ¡Las mejores conservas de ventresca de atún con entrega a domicilio ya están disponibles en nuestra tienda online!