¿Conoces todas las ventajas de la Melva en conserva? (incluye receta)

La Melva en conserva de Andalucía es un pescado azul y, por tanto, su consumo supone un gran beneficio para nuestro organismo. Este pescado procede de la familia de los bonitos y los atunes,  y es su contenido en Omega-3  uno de los principales valores que lo convierten en un producto altamente saludable. Por otro lado, la Melva es un pescado con una amplia versatilidad en la cocina, ya que se puede consumir de un sinfín de formas distintas: a la plancha, cocido, en guisos, en ensaladas, etc. Sin embargo, la manera de degustarlo más común en la época veraniega que se acerca es: la Melva en conserva. ¡Nuestra favorita! 😉 El consumo de Melva en conserva se ve claramente incrementado durante los meses estivales al tratarse de un producto fresco, nutritivo y cómodo de usar. Las altas temperaturas provocan que se dispare el deseo de comer platos y recetas que alivien el calor, siendo la Melva en conserva un perfecto acompañamiento para elaboraciones como ensaladas,  sopas frías, aliños, entre otras.

Propiedades de la Melva en conserva

Desde el punto de vista nutricional, se hace necesario poner de manifiesto que la Melva (como buen pescado azul que es) se trata de una gran fuente de proteínas, minerales y vitaminas. Destaca su contenido en calcio, hierro, fósforo y magnesio. Entre las vitaminas principales se encuentran la A, D y B. Las propiedades de este pescado, ya sea en fresco o en lata, son semejantes. En esta línea, no hay que olvidar que diversos estudios realizados en distintos centros de investigación han reconocido la excelente digestibilidad de las proteínas de la melva en conserva. A todo lo señalado anteriormente hay que añadir otro punto más a favor de la Melva en conserva y es su facilidad de elaboración. Basta con abrir la lata que le sirve de protección para disfrutarla sola o acompañada. Te dejamos una receta con la que sorprender en casa a familiares o invitados. ¡Está riquísima, pruébala!  
blank

Coca especiada con Melva

icono-imprimir [print_button]
icono-reloj Tiempo de preparación: 1 hora
Dificultad: estrella estrella estrella

Ingredientes:

  • 45 g de agua.
  • 45 g de mantequilla sin sal.
  • 5 g de azúcar.
  • 6 g de levadura fresca.
  • Sal.

Para la cobertura:

  • 1 lata de melva de USISA.
  • ½ cucharada de café de comino.
  • 1 cucharada de café de vinagre de vino.
  • 1 cucharada de café de orégano.
  • 1 cucharada de café de semillas de mostaza.
  • 1 diente de ajo picado.
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 40 g de tomate maduro picado.
  • 90 g de cebolla picada.
  • 90 g de pimiento rojo de asar picado.
  • Sal.

Elaboración:

En una sartén pequeña calentamos el aceite y freímos las semillas de mostaza junto con el ajo picado. Una vez comiencen a saltar las semillas de mostaza incorporamos la cebolla y el pimiento rojo picado, rehogándolo todo a fuego lento y tapado para que no evapore demasiado. Posteriormente añadimos el tomate rallado y dejamos rehogar otros 10 minutos de igual forma. Añadimos el comino, orégano y el vinagre, rectificando de sal al mismo tiempo. Apartamos dejándolo en un colador para que suelte el jugo que aprovecharemos más adelante. En un cuenco mezclamos el agua con el azúcar y la levadura desmenuzada, lo dejamos unos minutos que leude. Incorporamos la harina con la sal y la mantequilla en pomada. Mezclamos hasta conseguir una masa que extenderemos dejándola de unos 3 milímetros de grosor. Pinchamos con un tenedor toda la superficie y horneamos a 200º durante unos 15 minutos. Luego sacamos y dejamos enfriar. Para montar la coca cortamos la masa horneada a gusto y la cubrimos con el sofrito que teníamos escurriendo. Encima colocamos la melva escurrida también y por ultimo, mojamos todo con el aceite resultante del colador.

Receta proporcionada por:

Consejo Regulador de la Denominación de Origen Caballa y Melva de Andalucía.

Fuente: Sabor Mediterráneo

Imagen: Consejo Regulador de la Denominación de Origen Caballa y Melva de Andalucía

]]>