Facebook YouTube Twitter Instagram
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

¿Acidez en verano? Te ayudamos a prevenirla

Acidez en verano

Durante el verano todas nuestras rutinas se ven alteradas y nuestra alimentación sufre cambios significativos y espontáneos de los que apenas nos damos cuenta…hasta que aparece la temida acidez de estómago.

Como es habitual, las reuniones de verano, los planes improvisados y las cenas en la calle hacen que nuestra dieta y nuestra rutina se vean alteradas, como bien repasamos en nuestro último artículo donde te dábamos algunos tips para mantener el cuidado de la alimentación. En el artículo de este mes queremos dar a conocer uno de los problemas derivados de estos cambios en nuestra dieta, la acidez de estómago.

  1. ¿Qué es y por qué se produce la acidez de estomago?
  2. ¿Qué alimentos son recomendables para prevenirla?

¿Qué es y por qué se produce la acidez de estomago?

La acidez de estómago es una sensación de quemazón que sube desde el estómago hacia la laringe. Pero, ¿Sabes realmente por qué se produce esta sensación? Durante la digestión el estómago y el esófago se mantienen incomunicados a través del cardias, no obstante, en algunas ocasiones, debido a la presión del estómago esta válvula no llega a cerrarse y deja que parte de los ácidos que se producen durante la digestión pasen al esófago, produciéndose el efecto que conocemos como reflujo gástrico.

Ahora bien, ¿Qué factores provoca este paso de ácidos gástricos? Entre muchos factores destacan:

  • Falta de descanso
  • Alteración del horario de comidas
  • Dietas copiosas
  • Abuso de tabaco, café o refrescos

Si tu eres de esas personas a las que el reflujo se convierte en su enemigo del verano, sigue leyendo porque en USISA queremos ofrecerte una serie de recomendaciones sobre aquellos alimentos que deben alternarse en tu dieta para equilibrar esos otros abusos alimentarios propios del verano.

Verduras: en esta amplia categoría se incluyen principalmente las judías, zanahoria, brócoli o calabacín, a las cuales podemos recurrir con suaves aliños para adaptarlas a los platos más habituales de los meses veraniegos. En el caso de las judías, nos ayudarán a generar magnesio como efecto calmante de la acidez, las zanahorias regeneran la mucosa digestiva y el brócoli elimina toxinas en la digestión. Por su parte, el calabacín es un alimento de fácil digestión que nos ayudará a reducir las probabilidades de sufrir acidez y permitirá su mejor control.

Pescado: en concreto, el pescado azul, por su facilidad para la digestión y su amplia variedad de minerales que ayudan al organismo a controlar los ácidos y prevenir efectos sobre el mismo. En concreto, entre el pescado azul podemos encontrar magnesio, proteínas y ácidos grasos omega 3 que ayudan a mantener controlada la acidez, frenarla y protegernos de sus efectos. Además, el pescado nos brinda un sinfín de oportunidades en las que consumirlo, siendo preferiblemente al horno a la plancha, aunque también podrás recurrir a las conservas al natural como fuente de muchas de estas propiedades e ingrediente especial en muchos de tus aperitivos.

Frutas: en este caso no todas son buenas para hacerle frente a la acidez y como todo, no podemos abusar de ellas. Concretamente queremos destacar la manzana, el plátano y el melón, tres frutas muy veraniegas que son muy apetecibles como aperitivo de media mañana o incluso tras las comidas. Las frutas con elevado contenido en fibra ayudan a combatir las molestias que genera la acidez, a lo que se suma el potasio para equilibrar el pH del cuerpo y aliviar los síntomas.

Esperamos que puedas encontrar en estas tres fuentes de nutrientes un gran aliado para hacerle frente a la incómoda acidez y equilibrar tu dieta ante tanta comida copiosa

Una vez conoces un poco mejor como tratar la acidez, ¿Quieres conocer algunas de nuestras recetas donde combinar los alimentos recomendados? Accede aquí a nuestro recetario.