Facebook YouTube Twitter Instagram
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Grasas buenas y grasa malas ¿Qué debemos comer?

Es mucha la información que podemos encontrar sobre las grasas y cuáles son beneficiosas para nuestra salud, pero después no conseguimos aplicarlo a nuestra dieta para que sea completa y equilibrada.

Se puede prever que las carnes grasas, los quesos, la bollería o los fritos pueden no ser muy saludables, pero eso no quiere decir que se deban eliminar completamente de tu dieta. Estos productos son los tentadores y podemos consumirlos en su justa medida para evitar que suba nuestro nivel de colesterol.

En primer lugar, las carnes grasas se pueden sustituir por otras como pueden ser las carnes rojas, mucho más ricas en grasas insaturadas, ¡que son las buenas! Estas son imprescindibles en cualquier dieta y especialmente cuando se está en edad de crecimiento porque son muy ricas en proteínas y nos aporta la energía que necesitamos para estar activos. Las podemos comer un par de veces a la semana, donde una idea deliciosa sería una carne de solomillo con una ensalada templada de tomate Cherry y caballa.

Otro alimento importante es el queso, un alimento al que es difícil resistirse, aunque debemos limitar su consumo. Son ricos en proteínas y en calcio, fundamental para la salud de nuestros huesos, y podemos optar por su consumo semanal como ingrediente en un aperitivo de melva canutera con queso y pimientos.

Para los no queseros, se puede sustituir por un plato de ibéricos siempre que sean de la máxima calidad, porque tienen un porcentaje de grasa muy bajo y son ricos en muchos otros valores nutricionales imprescindibles para nuestro organismo, como su poder antioxidante, su aporte de vitaminas B y D y su alto contenido en hierro.

En último lugar, tenemos la bollería y los fritos que son alimentos y tipos de grasas que debemos excluir de nuestra dieta, aunque existen algunas alternativas en las cuales disfrutar de pescado frito y otro tipo de alimentos con una menor cantidad de grasas. Un ejemplo de ello, empleando aceite de oliva, serían croquetas de mojama de atún, un bocado cargado de sabor.

Entre los alimentos más completos para el correcto aporte de grasas buenas o insaturadas a nuestro organismo resaltamos el pescado azul, que ofrece multitud de formas de consumo y todas ellas respetando sus valores nutricionales. Podemos consumirlo en recetas en fresco, guisado o a la plancha, o bien, disfrutar de la gran variedad de conservas que nos brinda el pescado. Las conservas nos ayudan a disponer en todo momento de nuestra especie de pescado favorito, independientemente de la temporada, siempre a la mano y con un formato cómodo de servir para incluirlo en multitud de recetas, el comodín estrella de una dieta equilibrada.

Otros alimentos como el aguacate y los huevos también nos ayudan a incluir en nuestra dieta el aporte necesario de grasas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, reduciendo los niveles de colesterol y, por tanto, el correcto funcionamiento de las arterias, además de contribuir al desarrollo de nuestras células.

Además de la buena alimentación es importante hacer que nuestro cuerpo trabaje con el aporte recomendado de todos los nutrientes, especialmente grasas, proteínas y carbohidratos, practicar ejercicio y respetar el descanso.

No lo dejes, cuida tus hábitos y tu dieta. Planifica tu menú semanal y emplea siempre alimentos de la máxima calidad. Desde USISA ponemos a tu disposición una amplia variedad en conservas y salazones de pescado en nuestra tienda online. ¡Visítanos!